El Palacio de La Alhambra… de Chile

Para alguien de Granada que se va a vivir tan lejos, resulta impactante encontrarte un edificio en Chile que tenga arquitectura árabe. Más impactante es todavía que ese edificio se llame Palacio de La Alhambra y que tenga ciertas similitudes con el Palacio Nazarí que se asienta en el monte de La Sabika de Granada. En este post os quiero presentar este edificio tan particular y tan exclusivo de la ciudad de Santiago de Chile. Tuve la suerte de participar en la última fase de redacción del proyecto de restauración del edificio, aunque se quedó ahí, en proyecto, diversos motivos han hecho que se estanque la ejecución. Cada día que pasa el edificio se deteriora más, esperemos que se decida pronto la intervención.

Palacio de la Alhambra Santiago

Fachada principal calle Compañía

Dándote un paseo por el centro histórico de Santiago, llegas casi sin querer a encontrarte con este edificio, que aunque parezca mentira, pasa desapercibido para la mayoría de los viandantes de la ciudad. Un poco más adelante de la Plaza de Armas de Santiago, en calle Compañía nº 1340 se encuentra esta maravilla de la arquitectura de finales del siglo XIX. Un edificio construido como residencia para un importante empresario minero del norte de Chile, Francisco Ignacio Ossa Mercado, quien se lo encargó al arquitecto Manuel Aldunate.

Cuando Francisco Ignacio Ossa decidió cambiar su residencia de Copiapó a Santiago, contrató a Manuel Aldunate, prestigioso arquitecto de la época, y lo envió a España a estudiar el Alcázar de Sevilla y La Alhambra de Granada. Después de un tiempo en Granada y Sevilla, Manuel volvió a Santiago con numerosa información de arquitectura nazarí e incluso con maestros especialistas para ejecutar la obra. El edificio se construyó entre los años 1860 y 1862, desde su construcción hasta el día de hoy ha sufrido numerosos episodios que lo han cambiado de propietario e incluso a veces ha servido como cuartel militar durante épocas revolucionarias o dictaduras. Estos últimos episodios hicieron que se perdiera la mayoría del patrimonio mueble que el edificio poseía y que había sido traído por sus propietarios desde Europa. Actualmente es sede de la Sociedad Nacional de Bellas Artes, a la cual le fue donado el edificio en 1940 por su tercer dueño Julio Garrido Falcón, con la intención de que el edificio se preservara en el tiempo, se instalara la sede de la sociedad y fuera patrimonio de la ciudad. El edificio fue declarado Monumento en el año 1973 durante el gobierno de Salvador Allende, que tenía predilección por el inmueble.

Palacio de La Alhambra - Patio 1

Primer patio

En cuanto a las características arquitectónicas del edificio, está ejecutado con ladrillo macizo revestido, forjados de madera, pilares de mármol y piedra, acero y con ornamentación exterior a base de yeserías de una alta calidad de ejecución, vidrios y baldosas de distintos tipos y diseños. La cubierta está resuelta cerchas de madera y chapas de zinc como terminación. El edificio es de una única planta, excepto su primera crujía que tiene dos niveles, visible en su fachada. A partir de esta, podemos acceder a través de su zaguán a un primer patio que tiene una fuente en su centro y dependencias en sus laterales. Al cruzarlo se accede al salón principal del edificio, una auténtica maravilla en cuanto a la decoración y ambiente que crea. Seguido a este salón volvemos a salir al aire libre, al Patio de Los Leones, que posee en su centro una fuente muy similar a la que podemos encontrar en La Alhambra de Granada. En este patio también encontramos dependencias en sus laterales y un pórtico con columnas parecido al de Granada. Por último accedemos al último patio que nos encontramos, el de “servicio”. Dándose una vuelta por el Palacio se puede observar que su estructura como edificio responde a los cánones de la arquitectura árabe, adaptando la construcción a la tipología de residencia chilena de la época. Para su restauración el gobierno de Marruecos ofreció artesanos del país para que trabajaran en la intervención al palacio y ayudaran y formaran a artesanos locales en el trabajo con el yeso.

Palacio de La Ahambra - Patio 1

Primer patio

Salón principal

Salón principal

Patio de Los Leones

Patio de Los Leones

Vista primer patio desde cubierta

Vista primer patio desde cubierta

Su estado de conservación se puede considerar bastante malo, el terremoto del año 2010 afectó seriamente su estructura y cubiertas. El Palacio se encuentra en medio de dos edificios con estructura de hormigón armado y en el terremoto salió desfavorecido en los movimientos estructurales que se produjeron. Se pueden observar numerosas grietas en los muros laterales medianeros con los otros edificios. Otro gran problema ha sido el estado de su cubierta, que estando deteriorada ha permitido la entrada de agua, lo que ha producido numerosos desperfectos en las maderas existentes y en las pinturas y revestimientos que cubren algunas paredes de habitaciones. Se añade a todo esto el tema biológico, podemos encontrar xilófagos en las maderas de cubierta y termitas en sus forjados, problema bastante serio por el número y proliferación de estos. El problema de las termitas no es nuevo para el edificio, que tuvo que ser tratado con fungicidas hace unos años (2006) ante una invasión de termitas provenientes del edificio anexo.

Deterioro en muros laterales

Deterioro en muros laterales

Deterioro 2

Problema de termitas

Patología en techos

Patología en techos

Como se puede observar el edificio presenta numerosos desperfectos que deben ser tratados con urgencia, ya que un nuevo sismo ó la continua entrada de agua seguirán destruyendo un patrimonio tan espectacular como inusual en la ciudad de Santiago. Personalmente, y tras recorrer hasta el último recoveco del edificio, os puedo asegurar que es una maravilla y que posee esa característica de la arquitectura árabe que tanto me gusta, una vez que estás dentro de él, te olvidas del exterior y te aísla en su magia arquitectónica.

Fuente de Los Leones

Fuente de Los Leones

Para terminar os dejo con una curiosidad, cuando estuve observando de cerca la fuente, me di cuenta que dos de los leones tenían una de sus orejas desgastadas, como erosionadas. Ninguno de los otros leones tenía ningún desperfecto que no fuera el propio paso del tiempo, lo que me resultó intrigante. Después de investigar un poco y coincidir con uno de los guardas antiguos del edificio, me pudo confirmar que ese desgaste de las orejas se debió a un episodio particular de su historia. Cuando el edificio fue tomado como cuartel militar, los soldados afilaban sus espadas contra las orejas de esos dos leones, no tenían otro sitio!

Anuncios

Acerca de Arquipa

Arquitecto técnico dedicado al mundo de la conservación y restauración patrimonial.
Esta entrada fue publicada en Análisis y estudios, Patrimonio Cultural Inmueble, Patrimonio Cultural Mueble y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a El Palacio de La Alhambra… de Chile

  1. Pingback: La conservación en La Alhambra de Granada | Arquitectura y Patrimonio

  2. liamenamor dijo:

    Muy interesante. Cuantas sorpresas nos podemos llevar viajando. Me encantan tus explicaciones, a mi también me gusta mucho la arquitectura arabe, sobre todo la andalusi. Un beso

    Le gusta a 1 persona

  3. Juan Fernández dijo:

    Precioso, un sevillano en Antofagasta. Acá hay un edificio más moderno del que me gustaría hacer un artículo.

    Me gusta

    • Arquipa dijo:

      Hola Juan, la verdad es que sí, es un edificio precioso por dentro y por fuera. En cuanto a lo de tu artículo, no se que idea tienes, pero el blog está abierto a cualquier colaboración que se quiera hacer. Si te apetece escribir el artículo y que lo publiquemos en el blog sólo tienes que escribirme arquiparestauracion@gmail.com

      Un saludo y gracias por leer el blog !!

      Me gusta

  4. Arq. María Celia Parro dijo:

    Muy bueno el artículo, sería bueno que pudieran restaurar tan interesante edificio. Saludos desde Buenos Aires

    Me gusta

    • Arquipa dijo:

      Hola María Celia, muchas gracias por tu comentario. La verdad que sí, es una pena que se mantenga en esa situación y que no se empiece con su restauración. Supongo que en algún momento se desbloquearán los problemas existentes y comenzarán con ello.

      Saludos desde Chile!

      Me gusta

  5. jorge rueda dijo:

    Sobrino es maravilloso que compartas con todos nosotros las maravillas que ahí en esos lares enhorabuena, sigue escribiendo y compartiendo tu sabiduría y profesionalidad con todo el mundo y además de forma altruista.
    Un abrazo al cuadrado

    Le gusta a 1 persona

  6. Pingback: El palacio de la Alhambra en Chile

  7. Luis F. Roblero Gómez dijo:

    Interesante que la concepción estructural con materiales tradicionales ha resistido fuertes sismos ocurridos durante la historia de Chile. Es una pena porque cuando un edificio no es protegido y reparado en forma periódica, lo que en un principio eran pequeñas goteras, grietas, fallas, etc, se convierten en un grave peligro que atenta contra las paredes o muros existentes y resto de la estructura del edificio.

    Me gusta

    • Arquipa dijo:

      Hola Luis, curiosamente los edificios patrimoniales se comportan bastante bien ante sismos y en Chile ha habido de los grandes. Como dices es una pena que el abandono de los monumentos sea un tónica general y solo se hagan intervenciones puntuales que no resuelven los problemas. El caso de este edificio es claro ejemplo de esto, lleva bastante tiempo en condiciones malas y cada día que pasa empeora. Muchas gracias por leer el blog, un abrazo !

      Me gusta

  8. Talia Angulo dijo:

    Que pena que Chile deje abandonado patrimonio arquitectónico como este…
    yo entré solo una vez, poco después del terremoto y, realmente, incluso en el estado catastrófico en que se encontraba, logró aislarme del ruidoso trafico del centro de Santiago para transportarme a otro continente y a otra época.
    Me encantó el blog!!
    😉

    Le gusta a 1 persona

  9. Me he quedado loca con lo de que los soldados afilaban las espadas en las orejas de los leones. Pero en fin….a estas alturas no nos vamos a extrañar de lo que hacen los ejércitos…

    Una pasada el lugar, qué pena que nos lo perdimos en nuestra visitilla a Santiago. A ver si realmente se pone en marcha una acción para conservarlo.

    ¡Muy buen artículo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s