Restauración estructural de fábricas de ladrillo

Como comenté en entradas anteriores, uno de los alicientes que tiene el trabajo del restaurador es poder devolver a su uso un edificio deteriorado. No sólo eso, sino que lo más importante es rescatar el patrimonio y ponerlo en manos de sus verdaderos dueños, las personas. En este post me voy a centrar en una intervención estructural que se llevó a cabo para poder abrir de nuevo una iglesia que permanecía cerrada, al tener grandes problemas estructurales, tras el terremoto de Chile en Febrero de 2010.

Un terremoto como el sucedido en Chile, con una magnitud de 8,8 en la escala Ritcher y 3 minutos y 25 segundos de duración, es algo que asusta. Con una historia larga en cuanto a desastres sísmicos (en 1960 se dio en el sur de Chile el terremoto registrado mas grande de la historia de la humanidad, alcanzando los 9,6 en la escala Ritcher y durando casi 10 minutos ), Chile estaba bien preparada para soportar estos terremotos, de hecho fueron numerosos los daños en edificios pero apenas colapsaron construcciones. ¿Cómo se comportarían las edificaciones españolas con un sismo similar? Esperemos no tener que comprobarlo.

La iglesia está compuesta por una estructura de muros de ladrillo macizo, arcadas de medio punto y cubierta resuelta con madera y terminada con chapa de zinc, interiormente tenía una decoración compuesta por elementos de yeso que sufrieron numerosos daños. La intervención supuso mucho más que la restauración de las fábricas, pero de eso ya os hablaré en otro post, me centraré en la reparación estructural que se hizo en el año 2013.

Fábrica de ladrilloLos movimientos sísmicos afectan en gran medida a las estructuras conformadas con ladrillos, cuando se entró en el edificio se observaron numerosas fisuras y grietas en prácticamente todos los muros y arcos, además de numerosas manchas de humedad. Debido a estas manchas se realizó la revisión de la cubierta y se comprobó que había sufrido bastante con el movimiento, los casi 3 años en los que la iglesia estuvo cerrada al público y sin mantenimiento hizo que las filtraciones fueran bastante importantes. Se repararon todas las cubiertas previo a realizar los trabajos interiores ya que los muros superiores no habían sufrido desperfectos.

CubiertaUna vez dentro, lo primero que había que hacer era determinar que grado de patología que se presentaba en cada una de las fábricas y arcos, para ello se hizo indispensable el picado del revestimiento anexo a la fisura y realizar una inspección visual de la fábrica. ¿Qué nos encontramos aquí? A pesar de los grandes movimientos que supuso el terremoto, la mayor parte de las patologías afectaban solamente al mortero superficial entre ladrillos, estando las fisuras dibujando las uniones horizontales y verticales (llagas y tendeles) de los muros. Sin embargo también se encontraron varias zonas en las cuales harían falta unos trabajos mas estructurales para devolver la función portante a los muros y a los arcos. Se pudo comprobar in situ cual había sido la dirección principal del sismo, ya que los mayores desperfectos se observaban en el corte transversal del edificio y los menores en su zona longitudinal. Se identificaron 3 muros que necesitaban refuerzo al igual que 2 arcos situados bajo lo que fueron las torres de la iglesia, las cuales colapsaron en el terremoto del año 1985 de una magnitud de 8 en la escala Ritcher.

ArcoReparación de muros y arcos con daños superficiales

Esta actuación comprendió los muros y arcos en los que las fisuras se habrían producido en el mismo mortero superficial que adhería los ladrillos, sin fractura de elementos cerámicos y sin profundidad interna. Se siguieron los siguientes pasos:

1. Picado del revestimiento anexo a la fisura hasta 10 cms. a cada lado.

2. Limpieza manual de elementos sueltos mediante cepillo duro, mortero disgregado sobre todo.

3. Limpieza profunda interior mediante máquina de hidrolavado a presión para eliminar todo el polvo, eflorescencias y restos de mortero suelto.

4. Preparación del soporte para restituir el mortero perdido, mediante la saturación de agua de la fisura con el fin de evitar la transmisión de agua del mortero nuevo a los ladrillos y mortero de cemento existentes.

5. Aplicación del mortero de reparación. Se tomó la opción de usar un mortero hidráulico libre de sales solubles y de posibles reacciones químicas con las sales existentes en los muros antiguos. El mortero se aplicó con paleta hasta alcanzar la cota del enfoscado existente y se dejó preparado de manera dentada para recibir el último recubrimiento de yeso donde se asentaban las molduras perdidas y que posteriormente fueron restauradas.

Picado de grietasGrietasFisurasRevestimiento de yesoReparación de muros y arcos con daños mayores

Estos daños mayores consistían en la fisuración de algunas piezas cerámicas y en las cuales las grietas se adentraban internamente en las fábricas, las fisuras de los ladrillos no eran lo suficientemente importantes para sustituir la pieza. Para reparar estas grietas se realizó una inyección de mortero estructural, sólo en un muro y en un arco se temió por el desplazamiento vertical de los paramento fracturados, por los que la inyección se acompañó de un cosido del paramento con barras de acero. Hubo que comprobar que estas grietas no transcurrían en todo el ancho del muro, ya que si no habría que realizar otras acciones, siendo así se procedió a realizar los trabajos. Los pasos seguidos fueron los siguientes:

1. Se siguieron los pasos 1 al 4 anteriormente descritos.

2. Una vez preparada la grieta, se sellaron las grietas aplicando el mortero hidráulico antes descrito, y utilizando una masilla epóxica para adherir unas boquillas de aluminio para la inyección a lo largo de la grieta. Estas boquillas nos serven para aplicar el mortero estructural que rellenará la fábrica internamente, devolviéndole el carácter estructural a la fábrica.

3. Los muros y arcos que necesitaban refuerzo estructural se perforaron en varios puntos para introducir las barras de acero que coserían la grieta existente. Del mismo modo, además de colocar boquillas de inyección en el desarrollo de la grieta, se colocaron en la entrada de las barras para que el mortero recubriera la armadura.

4. La aplicación del mortero estructural se realizó con una máquina con boquilla flexible que se iba introduciendo en cada una de las boquillas y mediante presión se iba aplicando el material hasta rellenar por completo la grieta interna. Se mantenía la aplicación hasta que la presión interna hacia imposible seguir introduciendo material y salía por las demás boquillas.

5. Una vez rellena la grieta se procedía al corte de las boquillas de inyección y a la terminación del paramento con mortero hidráulico hasta alcanzar la cota que recibiría la capa de yeso final.

EstructuralBoquillas inyecciónInyecciónPerforaciónArmadurasFuente imágenes CProjectFuente imágenes CProject

Acerca de Arquipa

Arquitecto técnico dedicado al mundo de la conservación y restauración patrimonial.
Esta entrada fue publicada en Análisis y estudios, Fábricas de ladrillo, Patologías, Patrimonio Cultural Inmueble, Patrimonio Cultural Mueble y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Restauración estructural de fábricas de ladrillo

  1. Stefania dijo:

    Me gustaria saber cual es el nombre de esta iglesia, muchas gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s