La conservación en La Alhambra de Granada

Después de un tiempo en el que había dejado abandonado el blog, tiempo en el cual he estado visitando mi ciudad y a la vuelta a Santiago he estado saturado de trabajo. Por fin, encuentro un momento para escribir algunas palabras.

Es curioso que el estar fuera de tu ciudad durante casi más de un año hace que cuando la visites veas muchas cosas diferentes, sus calles, sus bares, su gente. Casi todo diferente excepto la imponente y maravillosa Alhambra, coronando el monte de La Sabika y vigilante de su Granada que se postra a sus pies. Este palacio, que personalmente considero una de las maravillas arquitectónicas más impresionantes del mundo, sigue atrayendo a miles de personas de todos los rincones del planeta. Personas que llegan a Granada y tienen como visita obligada el pasear por sus jardines, fortalezas y palacios, deleitarse escuchando correr el agua por sus acequias y fuentes, maravillarse con la ornamentación de sus dependencias, suspirar por conocer más y más de este palacio tan propio y característico de nuestra ciudad. Supongo que es algo obvio, pero La Alhambra se encuentra dentro de los lugares declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde el año 1984. Como dato, La Alhambra lleva 5 años siendo el monumento más visitado de España, lucha que mantiene con el Museo del Prado (Madrid) y La Sagrada Familia (Barcelona).

Se han escrito libros y libros hablando del palacio, de sus orígenes allá por el siglo IX como asentamiento militar hasta convertirse en residencia real en el siglo XIII, de sus características arquitectónicas, de su ingeniería hidráulica, del paso de personas ilustres por este palacio, en fin de numerosos datos que son bastante accesibles. En este post me quiero centrar en el tema de su conservación y sus materiales y terminar con algunas curiosidades de esta maravilla que nos pertenece a todos. Indicar que la mayoría de los datos reflejados en esta entrada provienen de un curso que realicé sobre el palacio, impartido por la Universidad de Granada y llamado “La Alhambra, historia, arte y patrimonio”.

Alhambra de Granada (Foto: Salvador Fornell)

Alhambra de Granada (Foto: Salvador Fornell)

¿Cuándo se tiene constancia de trabajos de restauración y conservación en el palacio?

Se puede estudiar y entender la historia de La Alhambra a través de su conservación, se tienen pocos datos de los trabajos realizados por sus habitantes nazaríes, sin embargo se da por entendido que en casi 300 años se realizarían trabajos de restauración y conservación en la fortaleza. A los pocos días de entrar los Reyes Católicos en el palacio, en el año 1492, se estableció el primer plan de restauración de La Alhambra. Este plan se conserva en el archivo de Simancas y establece los trabajos de los alarifes moriscos y como su actividad conservó la profesión artesanal nazarí.

Pero, ¿Por qué los Reyes Católicos se dieron tanta prisa para restaurar la fortaleza? Como en muchas ocasiones las razones políticas son las que mueven la acción de los grandes mandatarios. Exhibir el trofeo conquistado y estar por encima del Alcazar de Sevilla, eran algunos de los motivos por los que los reyes decidieron comenzar los trabajos de conservación. Posteriormente la reina Juana prosiguió con esta intención de mantener el palacio, incluyendo un impuesto a la comunidad morisca destinado a la conservación del palacio. Se puede decir que el hijo de esta, el rey Carlos V, también colaboró con la conservación aunque fuera modificando la arquitectura de una parte de la ciudadela al construir el imponente Palacio renacentista “Palacio de Carlos V”.

Los monarcas posteriores dejaron en manos de la Casa de Tendilla-Mondejar, alcaides de La Alhambra y Capitanes Generales del Reino de Granada los temas de conservación del palacio, dichos trabajos se alargaron hasta el siglo XVII. Fue con la llegada de Carlos III cuando se realizaron los primeros acercamientos a la restauración científica a través de los académicos de San Fernando Antigüedades árabes de España. La llegada de Napoleón casi hace desaparecer el palacio, idea que estaba contemplada en su retirada que al final no se llevó a cabo.

Palacio de Carlos V

Palacio de Carlos V

Otra de las acciones de conservación del palacio fue la difusión internacional del monumento, realizada por los viajeros románticos de la época comandados por el escritor norteamericano Washington Irving. Estos escritores iniciaron el proceso de concienciación para establecer la necesidad de conservar tal maravilla. A partir del siglo XIX comienza a realizarse la conservación del palacio como objetivo de preservarla en el tiempo. Fueron numerosos arquitectos los que participaron en su conservación, destacando al arquitecto Leopoldo Torres Balbás que estableció la conservación científica como metodología de actuación.

Leopoldo Torres Balbás

Leopoldo Torres Balbás

¿Qué materiales nos podemos encontrar en La Alhambra?

Hay que reconocer que el palacio se construyó con materiales bastante modestos, que unidos a una delicada y excelente puesta en obra nos ha dado la maravilla que podemos observar. Lo primero que habría que indicar es que la Alhambra está construida sobre un terreno especialmente bueno para cimentar, el llamado “formación Alhambra”, un conglomerado de cantos rodados de tamaño variable y compacto. El sistema arquitectónico está compuesto por muros de carga, forjados adintelados, arcos y bóvedas. Las dependencias se cubrían con techos planos, artesonados de madera o bóvedas de yeso y ladrillo.

También se pueden encontrar pórticos realizados con columnas de piedra y arcos en yeso decorados. Aparece la técnica denominada como “tapial”, sistema que levanta muros encofrando con madera y rellenado con material de la Sabika que se compacta utilizando cal como aglomerante, con este sistema se construyeron edificios, torres y murallas. Existen distintas tipologías de tapial, el calicastrado con su costra de cal exterior o el de hormigón de cal compuesta por una mezcla de grava de tamaño variado y de cal en alta dosificación. Como podemos ver, la cal está presente en numerosos elementos constructivos del palacio, muros, tapiales o revestimiento de aljibes o albercas.

El ladrillo se utilizó profusamente en la arquitectura interior de la Alhambra, tanto para formación de muros, bóvedas o como elementos decorativos. Aunque el material por excelencia en la decoración interior es el yeso, utilizado maravillosamente por parte de los artesanos nazaríes para la elaboración de los matemática y geométricamente perfectos mocárabes.

Mocárabes en Sala de Abencerrajes

Mocárabes en Sala de Abencerrajes

También nos podemos encontrar la piedra como material que se usó bastante, principalmente la piedra caliza o arenisca procedente de Loja. Se usó para ejecutar sus fuentes, revestimiento horizontales o en columnas y capiteles. Por último y como material muy presente en el palacio, tenemos la madera. La cual se utilizó para realización de cubiertas, artesonados de techos, entramado interior de suelos o para formar las imponentes puertas que nos encontramos en las puertas de La Justicia o Armas.

Como elemento de cubrición de la madera, yeso o piedra nos encontramos pintura realizando diseños geométricos sobre estos elementos. Como podemos ver, tenemos una variedad de materiales que cada uno asume unos procesos diferentes de restauración y conservación. Cada uno presentará a lo largo de la historia del palacio diferentes procesos de alteración que se van atajando con mejor o peor resultado, pero que ha hecho que a día de hoy el palacio se conserve de manera impecable. Siendo conscientes de las pérdidas que ha sufrido el palacio durante sus periodos de abandono en el siglo XIX.

Ilustración de la Puerta de la Justicia

Ilustración de la Puerta de la Justicia

¿Qué arquitectos han participado en la conservación del palacio?

Como se ha indicado antes, a partir del siglo XIX es cuando se entra en la labor de conservar el palacio, se pretende restaurar y valorizar ya que ha transcurrido un periodo de abandono y decadencia. Los arquitectos José Contreras y Salvador Amador, entre las décadas de 1830 y 1840, se centraron en conservar diferentes elementos del palacio pero con la conciencia que el conjunto se consideraba como acabado. Un conjunto que por su belleza y funcionalidad, ya se entendía como un edifico a mantener en su totalidad. Por ejemplo se restauró el Patio de Arrayanes o la Sala de las Camas. Estos trabajos se comienzan por el abandono de la idea militar del palacio, ya que hasta la fecha las mayores acciones se habían realizado sobre elementos de defensa del palacio y se habían dejado de lado otras zonas.

Patio de los Arrayanes

Patio de los Arrayanes

“Restaurador adornista” fue el título que le otorgaron a Rafael Contreras, el cual se encargó de la difusión de la Alhambra en el mundo. Su principal función fue la de restaurar y renovar las yeserías del palacio, además de actuar en la ornamentación de la fachada de Comares, Patio de los Arrayanes, Sala de Los Reyes o el Patio de los Leones. A partir del año 1870 se considera al palacio como un conjunto monumental y se continúan con la reposición adornista elaborada por este arquitecto, nombrado ahora director del palacio. Cuestión que empieza a suscitar numerosas críticas ya que se estaba dejando de lado la conservación del palacio en pro de estos adornos.

Fachada de Comares

Fachada de Comares

Esto derivó que en 1890 fuera sustituido por su hijo Mariano Contreras, que mantuvo su actuación en la reposición ornamental, algunas actuaciones de consolidación en la torre de la Rauda o en los jardines del Partal y los primeros acercamientos a temas arqueológicos del conjunto. Fue en este mismo año donde sus actuaciones se vieron enjuiciadas por el incendio que destruyó la Sala de la Barca y que afectó al Palacio de Comares. A partir de lo cual se creó la Comisión Especial de Conservación y Restauración de la Alhambra, apoyado por el informe que emitió el arquitecto Ricardo Velázquez Bosco, que estableció la necesidad de estudiar históricamente el palacio e investigar la documentación existente para fundamentar la conservación auténtica de esta maravilla.

Sala de La Barca

Sala de La Barca

Numerosos problemas en esta comisión hicieron que se sustituyera a Mariano Contreras por el arquitecto navarro Modesto Cendoya Busquets, que se centró en los arabescos y dejó de lado cualquier programa de conservación integral del monumento. También levantó numerosas críticas por sus labores de saneamiento del subsuelo de la Alhambra, para lo cual realizó excavaciones arqueológicas en la Alcazaba, reponiendo cañerías y desmontando mucho terreno que afectó a numerosos árboles de la zona. Derivado de su actuación, se creó en 1914 el Patronato de la Alhambra con el fin de “conservar, consolidar y respetar” el palacio. Modesto Cendoya no estaba muy de acuerdo con la formación de este Patronato, por lo que intentó con afán coartar sus acciones y no hacer caso a las indicaciones que procedían de este organismo. Así en 1923 se decidió sustituir al arquitecto por Leopoldo Torres Balbás, un enamorado del palacio y que estableció las líneas de la conservación y restauración científica al conjunto.

Alcazaba

Alcazaba

La actuación de Torres Balbás comenzó con la ejecución del “Plan de conservación de la Alhambra”, creado por Ricardo Velázques Bosco y en el que se describía el lamentable estado de conservación de distintos lugares de la Alhambra. Apoyado en el estudio de la conservación científica, Torres Balbás introdujo nuevos criterios de conservación en el palacio.

Uno de sus principales objetivos era priorizar la conservación y establecer de manera clara la obra nueva ejecutada con la existente, para ello introdujo nuevos materiales y técnicas para facilitar el reconocimiento de las zonas restauradas. Estos pensamientos de Torres Balbás no hacían mas que plasmar los criterios internacionales de la época y que fueron recogidos en la Carta de Atenas de 1931, en cuya conferencia participó el arquitecto con su ponencia “Evolución del criterio respectoa la restauración de monumentos en la España actual”. Apoyado en el plan de Bosco, las primeras actuaciones de Torres Balbás se centraron en las zonas que indicaba el plan como mas deterioradas. Dichas actuaciones fueron la consolidación de la obra en el patio de Machuca además de dejar lisas las superficies e introducir cipreses como estructura porticada, en el patio del Harén consolida las partes originales de las ruinas presentes y deja lisas las superficies reparadas y en el pórtico del Partal recupera la estructura primitiva y se ejecutaron pilares de ladrillo.

Como una de sus últimas actuaciones fue la intervención en el Patio de los Leones en 1934, consistente en eliminar la pequeña cúpula del templete de levante. Esta cúpula había sido introducida por los restauradores del siglo XIX, y que por desconocimiento muchos granadinos la consideraban original, lo que produjo numerosas críticas al arquitecto. En el año 1936 es sustituido por el arquitecto-conservador Francisco Prieto-Moreno.

Cúpula sobre templete Patio de Los Leones

Cúpula sobre templete Patio de Los Leones

Francisco Prieto-Moreno realiza su actividad de conservación entre los años 1936 y 1978, debido a la relación cercana con su maestro y amigo Torres Balbás hace que se convierta en un destacado arquitecto conservador de Patrimonio. Prieto-Moreno desarrolló una faceta mas de experimentación que de aplicar fundamentos teóricos, quizá debido a que como labor anexa a la Alhambra desarrolló numerosos trabajos de urgencia para consolidad y restaurar Patrimonio destruido por la guerra.

Del mismo modo disponía de grandes conocimientos teóricos, sobre todo en jardinería hispanomusulmana y paisajismo. Durante los mas de cuarenta años que estuvo al frente del conjunto, desarrolló numerosos trabajos entre los que se pueden destacar el acondicionamiento del monumento al crecimiento del turismo. Otra actuación fue una fuerte apuesta por las instalaciones museísticas en el interior del palacio y la creación del Museo de Bellas Artes en el Palacio de Carlos V. También creó numerosos talleres artesanales con el fin de enseñar técnicas constructivas tradicionales, además de crear una Oficina Técnica y un Servicio de Obras que lo formaban un equipo multidisciplinar en la materia de conservación. Al contrario que otros arquitectos también tenía entre sus principales objetivos el considerar las opiniones de los miembros del Patronato de la Alhambra como paso previo a cualquier actuación en el palacio.

Francisco Prieto-Moreno y Pardo

Francisco Prieto-Moreno y Pardo

A este arquitecto se le puede considerar como el que tomó al palacio como un conjunto para su restauración y no como un lugar en el que se realizan actuaciones puntuales sin vinculación entre sí. La concepción actual que se tiene de la Alhambra viene marcada por la labor de este arquitecto y sus condicionantes de vida a los largo del siglo XX.

A partir del año 1984 el palacio sufre un importante acontecimiento al ser incluido en el listado de lugares Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y la desvinculación de la gestión estatal pasando a la autonómica a través de la Junta de Andalucía. Numerosos arquitectos han participado en la conservación del monumento desde entonces, adaptando los nuevos criterios de restauración a un palacio que se presenta como un magnífico campo de estudio e investigación para desarrollar nuevos criterios en la conservación del Patrimonio. Actualmente se está desarrollando el Plan Director de la Alhambra (2007-2020) en el que establece la gestión de diferentes puntos del monumento, entre ellos incluidos los criterios para la conservación y restauración del mismo.

Curiosidades del monumento

La atracción que suscita este monumento ha hecho que mucha gente haya querido “tener su propia Alhambra”. Así nos podemos encontrar a lo largo de la geografía mundial alguna que otra réplica de este conjunto (hasta 20 se contabilizan), no tiene la menor duda que como siempre el original supera cualquier copia que se pueda realizar. Entre las que se tiene constancia me gustaría destacar tres:

– El palacio de la Alhambra de Santiago de Chile: Como os decía en un post anterior, este edificio es una auténtica joya inmersa en el caótico centro de la ciudad de Santiago. El capricho de un empresario minero hizo que mandara a un destacado arquitecto chileno del siglo XIX a visitar la Alhambra y estudiarla con el fin de construirse su residencia en el centro de Santiago. Actualmente el edificio se está restaurando ya que estaba muy deteriorado por los terremotos que tanto azotan a este país.

Vista primer patio desde cubierta

Vista primer patio desde cubierta

Patio de Los Leones

Patio de Los Leones

– La Alhambra de Riyadh (Arabia Saudí): En el verano de 1997 el príncipe Abdelaziz Bin Fahd, hijo del rey Fahd de Arabia Saudí acampó en el Llano de la Perdiz con sus jaimas y su séquito de lujo. En esa fecha ya había visitado la Alhambra en 7 ocasiones y tenía la idea de construirse “su Alhambra” en Riyadh, copiándola totalmente. Contrató a un equipo multidisciplinar para estudiar la Alhambra y encargó el proyecto a la prestigiosa oficina de arquitectos e ingenieros parisinos Oger International. Para la construcción se llevó todos los materiales necesarios de Granada, ladrillos y cerámica y el mármol de Macael de Almeria para la fuente de Los Leones.

1

Fuente de los leones

2

Pileta de la fuente de Los Leones

3

Fuente de Los Leones

4

Trabajos de ornamentación en yeso

– La Alhambra de China: Cerca de la ciudad de Hong Kong se está construyendo un complejo bastante particular. La empresa eléctrica mas importante del país está construyendo su nueva sede y ya que lo está haciendo, pues por qué no hacerlo a lo grande. El complejo proyectado comprende la copia de varias ciudades europeas conectadas entre sí, entre las que está el complejo de La Alhambra en una superficie de 65.000 m2. El prestigioso estudio de arquitectura japonés Nikken Sekkei ha desarrollado el proyecto que estará ahora mismo en ejecución, supongo. Tuve la suerte de ser contactado participar en el proceso final de selección para ser el colaborador español para la redacción del proyecto y asesorar en temas de la arquitectura en La Alhambra, lamentablemente no fui elegido.

Palacio de La Alhambra en China

Palacio de La Alhambra en China

2

Palacio de La Alhambra en China

3

Palacio de La Alhambra en China

Anuncios

Acerca de Arquipa

Arquitecto técnico dedicado al mundo de la conservación y restauración patrimonial.
Esta entrada fue publicada en Análisis y estudios, Monumentos, Noticias, Patrimonio Cultural Inmueble y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La conservación en La Alhambra de Granada

  1. Domingo VR dijo:

    Un buen contenido, un post muy bien. Mas informaciones sobre las ultimas inovaciones web para potenciar sus ventas

    Me gusta

  2. Super interesante, sobre todo para una “granaína”!!
    No tenía ni idea del peligro que corrió la Alhambra durante la invasión francesa, y ya mirando un poco me he topado con la historia del soldado inválido. 35 añazos y todavía no conocía esa anecdota de mi propia ciudad.
    La obra de Irving tuve la suerte de leerla gracias a un regalazo que me hicisteis vosotros!! Y la verdad es que me encantó.
    Y finalmente, tampoco sabía el tema de la cúpula del Patio de los Leones!! Así que realmente he aprendido mogollón con tu post. ¡Gracias!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s