La isla de Pascua (Rapa Nui) (Parte I)

La primera vez que escuché hablar de la Isla de Pascua me generó una idea de un lugar perdido en mitad de la nada, con un halo de misterio digno de una gran novela o película. No estaba muy equivocado, Rapa Nui está en la Polinesia, en mitad del Oceano Pacífico a 3.600 km. alejada del continente chileno y con una cultura única.

Nunca tuve la idea de visitarla, pero estando en Chile es una visita casi obligatoria. Chile tiene 6 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, con esta última visita he tachado mi lugar número 5, quedando pendiente parte de la red de caminos Qhapaq Ñan.

Para llegar a Rapa Nui desde Santiago de Chile tienes que embarcarte en un vuelo de 5 horas que te lleva directo a la isla. La verdad que cuando decidimos ir no sabía lo que me iba a encontrar, aparte de los Moais famosos, así que se convirtió en un viaje lleno de gratas sorpresas.

Captura

Ubicación de Rapa Nui

 

No me quiero centrar en la historia de la Isla, ya que investigando un poco en internet es fácil empaparse de los misterios que conforman su origen. La idea del post es mostrar lo que me encontré en el viaje.

Lo primero que me sorprendió es que la isla es muy pequeña, de una punta a otra puede haber apenas 25 kms. y dispone de carreteras bastante decentes para transitarla. Esto es una ventaja para los amantes de las bicicletas, ya que no hay problema en que te puedas  alquilar una bici y recorrer la isla entera pedaleando. El viaje se hizo en Julio y tuvimos la suerte de que el clima nos acompañó, es muy común que haya lluvias intermitentes durante el día y al momento que salga el sol.

IMG_1629

Como os podéis imaginar, Rapa Nui es una isla formada por erupción volcánica. Tiene 3 volcanes principales que la componen, el Terevaka, el Poike y el Rano Kau. En la parte geológica nos podemos encontrar rocas hawaiitas, basaltos, toba volcánica, traquitas o riolitas. El conjunto de islotes que componen Rapa Nui, se elevan casi 2000 metros del fondo marino.

Es típico que al llegar al aeropuerto de Rapa Nui, te reciban con collares isleños, a nosotros no nos pasó. Es importante que al llegar al aeropuerto pagues el acceso al parque de la isla, ya que te lo exigen para entrar a ver cualquier lugar emblemático. Una vez allí nos encaminamos hacia la casa que habíamos reservado, apenas 10 minutos desde el aeropuerto, en Hanga Roa. Esta localidad es el único núcleo con población de toda la isla, donde se centraliza todo y desde donde partes para recorrer los distintos lugares por visitar.

Nada mas llegar nos fuimos a recorrer la ciudad y los puntos cercanos donde se ubicaban los famosos Moais. Al ver los primeros Moais, me sorprendió la magnitud de las figuras, son mas grandes de lo que tenía en mente. Son figuras elaboradas en dos piezas (cuerpo y tocado) en su mayoría con toba volcánica y con escoria roja respectivamente. La mayoría no los tienen, pero en su origen también tenían ojos compuestos por coral, el cual se ha ido perdiendo a lo largo de la historia. La altura media de los casi 900 Moais que hay distribuidos por la isla es de 4,5 metros, aunque se encuentran algunos con hasta 10 metros de altura. Hay un Moai inacabado que mide 21,65 m., ubicado en la ladera de la gran cantera de Rano Raraku.

IMG_1636IMG_1640IMG_1642

La historia de la isla y los conflictos entre los habitantes, hicieron que la mayoría de los Moais fueran derrumbados y dañados. En su origen representaban a personas relevantes de la sociedad y otras veces se conformaban en grupos para componer lugares religiosos y de culto. El estado de conservación es variable, también debido a que se han realizado labores de restauración en algunos lugares y en otros se ha mantenido por años la misma situación de abandono. Hay un dato particular que no conocía cuando llegué, de echo estaba equivocado en lo que pensaba. Todos los Moais están orientados de espaldas al mar, como en continua vigilancia de lo que pasa al interior de la isla. El concepto era construir estas figuras y que sirvieran de protección para los lugareños y familias que residian en la isla y no protegerlos de lo que llegaba por el mar.

IMG_1638

Una de las preguntas que me hice al estar en Rapa Nui, era que cómo se abastecía de agua potable la isla. Aparte de la existencia de una desaladora, me comentaron que se disponía de grandes almacenamientos de agua de lluvia, los cráteres de los volcanes.

El segundo día en la isla comenzó con una visita al volcán Rano Kau, situado en la zona mas suroeste de la isla. Es de fácil acceso en vehículo y la vista es espectacular. Los volcanes de la isla están “dormidos” y la mayoría repletos de agua en su cráter.

IMG_1655

Cráter del volcán Rano Kau

El día continuó con la visita al origen de los Moais, el volcán y la cantera Rano Raraku. En este lugar es donde se realizaban los cuerpos de los Moais, piezas esculpidas en un único bloque de la ladera de este volcán. Desde aquí, y es uno de los misterios mas grandes, se transportaban hasta los distintos lugares de la isla, algunos a decenas de kilómetros. Es impresionante recorrer el lugar y poder observar a más de 390 Moais en distintas fases de construcción.

IMG_1673

Cantera Rano Raraku

La elaboración de estas figuras era un trabajo de ingeniería puro y duro. En primer lugar se esculpía la parte delantera del Moai, directamente en la roca de la ladera del volcán, dejando unida la pieza por una hilera en la espalda. Posteriormente se perforaba esta hilera de unión y se dejaba caer el Moai aprovechando la pendiente de la ladera hasta el lugar donde se ponía en pie. Para terminar con la formación de la pieza, se esculpía la parte trasera y se afinaban los detalles mas representativos. A partir de este momento la pieza estaba lista para ser transportada al lugar convenido.

Dando un paseo por la cantera, puedes observar numerosos Moais a los que solo se les ve la cabeza. Fue motivo de investigación el averiguar si bajo esa cabeza se encontraba el cuerpo, por lo que se realizaron excavaciones en algunos Moais y se descubrió que había parte enterrada.

 

Recorrer la cantera te lleva aproximadamente 1,5 horas, desde el acceso donde tienes otro camino para llegar al cráter del volcán, hasta el otro extremo donde hay varios miradores en los que puedes observar la península de Poike o Ahu Tongariki. Todo el recorrido es un paseo por la cultura que conformaba la isla, cientos de piezas labradas en la roca y distribuidas sin orden alguno. Estando en mitad de la ladera y divisando la isla que se presenta ante ti, te das cuenta de la magnitud del trabajo que suponía construir estas piezas. Como os indicaba antes, en esta zona se realizaban los cuerpos de los Moais y en otro lugar se fabricaban los Pukaos o tocados que llevaban sobre la cabeza. Está presente en esta cantera el Moai mas grande de la isla, parcialmente esculpido en la roca y sin separar de la ladera.

La siguiente parada fue a Ahu Tepito Kura, una plataforma donde estaba erigido el Moai mas grande transportado de toda la isla. Con 10 metros de altura y un Pukao de 2 metros, su peso alcanza las 80 toneladas. Actualmente se encuentra en la misma posición desde que fue derribado por los Rapa Nui. Al lado de la plataforma se encuentra una roca en forma de ovoide y completamente pulida. La historia cuenta que la roca fue traida por Ariki Hotu Matua’a, primer rey de la isla y que se le otorgaba estar en posesión del espiritu otorgado por los dioses, el maná. En la parte científica, la roca está compuesta por alto contenido de hierro, lo que hace que se caliente mas de lo habitual y que cree un campo magnético que disloca a las brújulas que se le acercan.

IMG_1720IMG_1721

Una de las visitas obligadas en la isla es ver el amanecer en Ahu Tongaiki, una plataforma ceremonial enorme compuesta por 15 moais, los cuales fueron restaurados y erigidos en la posición original. Dicho y hecho, el tercer día de nuestra visita nos fuimos a visitar este lugar. LLegamos completamente de noche y no éramos los únicos que estábamos allí, muchas personas se acercan a contemplar la salida del sol.

IMG_1733

IMG_1751

IMG_1760IMG_1777

El viaje continuó durante dos días más que os contaré mas adelante.

Anuncios

Acerca de Arquipa

Arquitecto técnico dedicado al mundo de la conservación y restauración patrimonial.
Esta entrada fue publicada en Análisis y estudios, Monumentos, Patrimonio Cultural Inmueble, Patrimonio Cultural Mueble, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La isla de Pascua (Rapa Nui) (Parte I)

  1. ML Parra dijo:

    ¡Muy bonita descripción! Me recordó mis viajes a ese lejano triángulo en el Pacífico.
    Creo que visitar la Isla de Pascua es como salir del planeta conocido. Su lejanía te traslada física y psicológicamente y el tiempo cambia de velocidad, se hace más lento…
    Yo escribí una novela ambientada en la Isla y me basé en mi segundo viaje, el 2014. La trama es inventada, pero describo los paisajes reales. Los personajes representan a la gente local, isleños y contis; y a los turistas.
    No solamente la arqueología es interesante, sino sus habitantes y la cultura actual. ¡Qué decir de la comida! El sabor de la fruta y el pescado es excelente.
    Si quieren conocer más de Rapa Nui tal vez les interese leer “El Moái de Obsidiana”, es una entretenida forma de recorrer El Ombligo del Mundo.
    ¡Lindo viaje!

    Me gusta

  2. Waaaw!!! Qué chulada de viaje! Me alegro que te hayas decidido a hacer un post sobre la isla.

    Super interesante toda la información sobre la talla y posicionamiento de los moais.
    Al igual que me pasó en Camboya, me sorprende que sean relativamente “modernos”, mirando un poco he visto que los últimos se tallaron en el siglo XVI!!! En España mientras estaban haciendo el Escorial. Es fascinante descubrir otras culturas a través de su arte.

    La isla tiene una pinta increíble, como una mini-islandia, todo volcánica, pero menos fría. ¡Gracias por llevarnos de viaje con tu relato!
    Estoy deseando leer la segunda parte.
    ¡Besoooos!

    Le gusta a 1 persona

  3. m.angeles dijo:

    Espectacular, que bonito intentar remontarse a otras culturas tan fascinantes en arquitectura

    Me gusta

    • Arquipa dijo:

      Muchas gracias por tu comentario. Cuando estás en la isla no te percatas de lo aislado que te encuentras. Recorrerla y ver como se desarrollaba una cultura tan distinta es algo impresionante. Muy bonito el viaje

      Me gusta

  4. MMar ConPeques dijo:

    Qué pasada de viaje! Un sitio especial y mágico.
    Nosotros este año hemos visto un moai en Nueva York, en el Museo de Historia Natural y es bastante impresionante. Sin embargo, verlos en la isla, en su contexto y con esos paisajes tiene que ser maravilloso.
    Gracias por compartir vuestro viaje

    Me gusta

    • Arquipa dijo:

      Muchas gracias a ti por leerlo! Nos contaron que cuando llegaron los primeros viajeros, hubo un expolio gigante de piezas y figuras de la cultura Rapa Nui. Los ingleses se llevaron unos cuantos, los peruanos, americanos, etc.
      La zona que mas me impresionó fue la cantera donde hacían las piezas, una ladera de un volcán salpicada por cientos de Moais. Una vez que nos recorrimos la isla entera y vimos hasta donde había Moais, me sorprendió aún mas el trabajo de hacerlos allí y llevarlos a la otra punta.
      Besos!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s